Una historia convertida en marca

Todo empezó hacia el año 2000. Jordi, abogado de profesión, empezaba de manera independiente con su propio bufete. Tenía claro que quería una identidad corporativa que reflejara de manera profesional quién era y cómo trabajaba. Así empezó mi primera consultoría visual.   Como estaba él solo, decidimos

READ MORE
})(jQuery)